Teletrabajo: Modalidad de trabajo con beneficios y retos

 

El fortalecimiento de las capacidades laborales, la innovación y la modernización en la organización del trabajo han llevado al Gobierno de Costa Rica a implementar una serie de acciones para impulsar el teletrabajo.

El teletrabajo es una modalidad que ofrece una amplia gama de beneficios para el país, así como para las organizaciones y para quienes laboran en ellas. Esta modalidad reduce los gases contaminantes por la reducción de vehículos en las calles, además, disminuye el consumo de combustible y representaría ahorros importantes para las empresas o instituciones y las personas trabajadoras.

Ventajas del teletrabajo para las empresas e instituciones

·         Reducción de costos fijos en planta física, mantenimiento, servicios públicos, entre otros.

·         Se da una mejora de objetivos. Se prioriza el trabajo por objetivos en lugar de seguir enfocando el valor en la gestión del tiempo.

·         Reduce los ausentismos por enfermedad y los no justificados.

Ventajas del teletrabajo para las personas trabajadoras

·         El teletrabajo puede mejorar el nivel de vida de la persona trabajadora al poder laborar desde casa, en un entorno de seguridad y comodidad. Esto disminuye los niveles de estrés y enfermedades laborales.

·         Implica una reducción de costes, esto al evitar las comidas fuera de casa y el coste del transporte urbano.

·         Además, el teletrabajo permite una mejor gestión del tiempo, lo cual implica mayor productividad.

Por otro lado, en cuanto la preservación de la salud, el teletrabajo implica también cuidados que deben tomarse como forma de prevención por parte de la persona trabajadora. Los padecimientos más frecuentes de las personas trabajadoras son el estrés, fatiga y las molestias de espalda.

Cuando se teletrabaja y se utiliza computadora portátil, se corre el riesgo de que la persona se traslade a los dormitorios, al comedor o a la sala de la casa, espacios para el descanso que llevan a trabajar con una mala postura. Por esto es necesario siempre estar al tanto de nuestro cuerpo, ya que los malos hábitos pueden desembocar dolencias osteomusculares, como los dolores cervicales y de espalda, el síndrome del túnel carpiano y las tendinitis.

Si trabajamos sentados o sentadas la mayor parte del tiempo es necesario cambiar de postura a una más dinámica como es caminar, atender teléfono o levantarse a beber agua. Estos movimientos reducen la exposición prolongada a una postura agotadora.

Por otro lado, el objeto más importante para lograr una buena adaptación al estar frente a la computadora es la silla. La opción óptima es una silla con respaldo reclinado y apoyabrazos en los lados. Además, la distancia ideal entre ambas partes es la longitud del brazo de la persona, esto evitaría enfermedades visuales a futuro. 

Finalmente, es importante identificar las señales de advertencia del dolor de espalda, mantener el cuerpo bien alineado mientras estamos sentados en una silla o mientras estamos de pie, aumentar la conciencia de la postura en los entornos cotidianos y hacer ejercicio para contribuir a prevenir lesiones.

Consejo de Salud Ocupacional 2014 · Derechos reservados